mormon.org México

Hola soy Ron

  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore
  • Ron Dittemore

Acerca de mí

Me llamo Ron, y me crié en el oeste de los Estados Unidos, pero he pasado la mayor parte de mi vida criando a nuestra familia en Texas. Tengo 58 años de edad; soy esposo y padre de dos hijos, tengo una pasión por el golf y la exploración espacial. Desde que tengo uso de razón, siempre he estado interesado en los vuelos espaciales, y fui muy afortunado por pasar la mayor parte de mi trabajo tratando de llevar a hombres y mujeres al espacio, en el transbordador espacial. Me gusta leer historia, en especial me gusta leer biografías y aprender sobre la vida, los reveses y los logros de otras personas.

Por qué soy mormón(a)

Me convertí a la Iglesia porque recibí un maravilloso testimonio de la veracidad del evangelio de Jesucristo después de graduarme de la universidad a los 23 años de edad. No sabía mucho en cuanto al Libro de Mormón, pero había estudiado la Biblia en diferentes períodos durante mis años de juventud. Leí el Libro de Mormón y me embargó un sentimiento familiar de paz y amor; fue una experiencia electrizante y emocionante aprender acerca de los pueblos que se describen en el Libro de Mormón y sobre sus experiencias. Oré y pedí guía, y recibí un testimonio personal de la verdad y me bauticé poco tiempo después. Para mi esposa y mis hijos ha sido y sigue siendo una maravillosa experiencia el aprender acerca de Jesucristo y seguir Su ejemplo y enseñanzas.

Historias personales

¿Puede contarnos acerca de su bautismo?

Me bauticé cuando tenía 23 años después de haber leído el Libro de Mormón y de haber recibido las lecciones de parte de los maravillosos misioneros mormones; fue un momento decisivo en mi vida, la entrada a un nuevo comienzo para seguir el ejemplo y las enseñanzas de Jesucristo. Después de 35 años, aún recuerdo la emoción de ser bautizado y los sentimientos de paz que acompañaron a esa experiencia. Desde ese día he sido sumamente bendecido, he ido desarrollando muchos talentos y experimentando progreso personal mediante el servicio a nuestros amigos y vecinos; ha sido y sigue siendo una grandiosa jornada.

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Las respuestas a mis oraciones han llegado de diversas formas: fortaleza emocional ante los problemas, mayor conocimiento y agudeza intelectual al responder a pruebas mentales, y protección física durante períodos de calamidad; pero, lo que es más importante, he sentido la tranquila seguridad y la paz que sobrevienen al seguir a Jesucristo, y la guía que se brinda a los que sinceramente procuran Su consejo.

La manera en que vivo mi fe

El prestar servicio a los demás es de verdad el mensaje del evangelio de Jesucristo. La Iglesia me ha proporcionado muchas oportunidades para tender una mano de ayuda y prestar servicio a los que necesitan ayuda y comprensión. He enseñado a jóvenes y jovencitas en la Escuela Dominical, he sido líder en organizaciones para adultos, y he ayudado a dar socorro a las personas después de huracanes, inundaciones o tragedias personales; trato de vivir la vida con una palabra amable, una cara amigable y una mano de ayuda. Ahora que mi trabajo formal ha terminado, se han abierto muchas puertas más para proporcionar ayuda y apoyo.