mormon.org México

Hola soy Patrice

  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins
  • Patrice Arkins

Acerca de mí

Me encanta ser esposa y madre y pasar tiempo con mi familia. Me crié viajando con mis padres y hermanos en giras artísticas por toda Australia; siempre he cantado y creo que la música puede llegar al alma de la gente.

Por qué soy mormón(a)

Me crié en una familia mormona, pero no fue sino hasta que tuve 15 años que realmente quise saber si esto era verdadero; así que oré al respecto y sentí una paz que nunca antes había sentido; supe que era verdad. Una vez que tienes un conocimiento como ése, te dirige a lugares que nunca hubieras esperado y te bendice como nunca te hubieras imaginado.

Historias personales

¿De qué manera pueden sus propios talentos y dones bendecir a otras personas?

Al igual que el amor, un talento no vale nada a menos que se comparta con los demás.

¿Qué bendiciones ha recibido por medio de su fe en Jesucristo?

Mi fe me ha sostenido durante mis pruebas, incluso cuando perdí a mi hermano en un accidente automovilístico. Debido a mi creencia en las familias eternas, no me siento desanimada; soy bendecida con la paz de saber que a pesar de que no comprenda la razón de todas las cosas, se me ama, y que volveré a verlo de nuevo.

La manera en que vivo mi fe

Mi esposo y yo nos sentimos responsables por las personas de nuestra comunidad, de modo que hacemos lo que esté a nuestro alcance por ayudar a los demás. Ya sea a alguien con quien hablar, o ayudar a amigos a mudarse o a limpiar, me doy cuenta de que eso me sirve para mantener una perspectiva eterna de mi vida y de lo bendecida que soy, y me recuerda que no debo pasar nada por alto. Trabajo también con las Mujeres Jóvenes donde vivo, que tienen entre 12 y 17 años de edad. Los jueves por la noche tenemos actividades donde aprendemos acerca de diferentes valores como la integridad y la virtud; siempre nos esforzamos para que las actividades sean divertidas o espiritualmente edificantes, ¡o las dos cosas al mismo tiempo! También aprendemos juntas todos los domingos la forma de integrar el Evangelio en nuestra vida.