mormon.org México
Yatzel: Mujer, Joven, Mormón.

Hola soy Yatzel

Acerca de mí

Me encanta dibujar, el cantar me hace sentir feliz, los bailes son una de mis actividades favoritas, el leer me transportar a otro lugar y tiempo, pero lo que mas me encanta es ir a la capilla el domingo e ir a las actividades que están planeadas. Me encanta por que convivo con gente que vive mis normas, que me respetan y mas que nada, por que me siento a gusto, las personas son amables y generosas conmigo.

Por qué soy mormón(a)

Seguramente es por que nací dentro del convenio y por que mis padres me han enseñado desde mi niñez las normas que debo de seguir, a leer las escrituras con regularidad y la importancia de la noche de hogar y de asistir al templo y a la capilla, pero, intenté imaginarme mi vida sin el evangelio y honestamente, no me gustó, mi vida estaría completamente al revés y yo estoy contenta de saber que tengo padres amorosos, que podemos estar juntos por la eternidad, que mi Padre Celestial me conoce que me ama y a cada uno de nosotros, que nos dio la oportunidad del arrepentimiento para poder regresar con el, de saber que ha enviado profetas para que nos guíen y nos ayuden en nuestro tiempo de aflicción y que aunque estemos pasando por cosas difíciles, Él sabe por lo que estamos pasando y aunque no lo veamos, es para ayudarnos.

Historias personales

¿Recuerda algún desafío específico en su familia que pudieron superar gracias a los principios del Evangelio?

Por supuesto que sí, recuerdo que tuvimos varios malentendidos con personas dentro de la iglesia y estuvimos tentados a dejar de asistir por diversas razones, pero mi mamá fue la fuerte y dijo algo que jamás se me olvidará, ella dijo: "Nosotros no debemos de ir por las personas en la capilla, si no que debemos de ir por que sabemos que la iglesia es verdadera y por que sabemos que nos ayudará a ser mejores personas." Ella tenía toda la razón, y todavía la tiene, con el paso del tiempo los malentendidos se fueron resolviendo y terminaron por desaparecer. Otra enseñanza que me ha dado es que todos somos humanos y que no somos perfectos, pero eso no significa que debamos de dejar de intentar de ser como Jesús. Él enseñó una nueva doctrina: “Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”. Mateo 5:44

La manera en que vivo mi fe

Cada mañana hago mi oración al igual que cada noche, me esfuerzo por estudiar las escrituras todos los días, hago un especial esfuerzo por ir al templo, voy a las reuniones cada domingo, trabajo en mi progreso personal con regularidad y vivo las normas del evangelio como deben de ser, asisto a seminario todos los dias y con cada decisión que tomo, me pregunto si Jesucristo y mi Padre Celestial estuvieran a mi lado, si estarían contentos con esa decisión.