mormon.org México
Shalom Zollinger: casada, estudiante, acuarela, diseñadora, feliz, caminar, Mormón.

Hola soy Shalom Zollinger

Acerca de mí

Me gusta pintar en acuarela, leer en el parque por las mañanas cuando es posible y caminar por las tardes. Actualmente estoy estudiando en línea a fin de complementar mi carrera como diseñador gráfico. Tengo un año de casada y estoy preparándome para comenzar pronto a formar mi familia.

Por qué soy mormón(a)

Aprendí sobre el Evangelio de Jesucristo cuando tenía 9 años. Mis padres ya eran miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, pero habían estado inactivos durante mucho tiempo. Mi madre fue bautizada cuando tenía 17 años, pero como más tarde me confesó, en realidad no tenía una convicción de la veracidad del Libro de Mormón o del profeta Jose Smith, de modo que ésa fue la razón por la que ella y mi padre salieron de la Iglesia. No obstante, insistieron en darnos una formación cristiana y participar en la Iglesia Metodista; aunque nunca aceptaron ser bautizados. Una mañana, mi mamá estaba jugando con nosotros en la cama y de pronto tuvo un sentimiento de profunda tristeza en su corazón, en su mente se preguntó "¿Qué estoy enseñando a mis hijos?" En ese mismo momento, se dio cuenta de que tenía que volver a la Iglesia y enseñar a sus hijos sobre el Evangelio de Jesucristo y todo lo que había aprendido por primera vez a sus 17 años. Mi madre empezó a ir a la Iglesia otra vez desde entonces. ¡Fue un milagro! Todos sus hijos siguieron su ejemplo y pocas semanas después, mi padre también. No pasó mucho tiempo para que los misioneros nos visitaran y prepararan a mis hermanos y a mi para ser bautizados. Nos convertimos en miembros activos desde entonces y un año después, fuimos unidos en el Templo de la Ciudad de México como una familia eterna. Muchas bendiciones y oportunidades han llegado desde entonces, pero lo más importante ha sido que mis hermanos y yo crecimos nutriendo nuestra fe, la cual más tarde se convirtió en la convicción de que, Dios es el Padre Eterno y que Él tiene un Plan perfecto de felicidad, que la Iglesia primitiva de Jesucristo ha sido restaurada en su plenitud y que el Libro de Mormón es la palabra de Dios, así como la Bilblia. Mi madre nos salvó de vivir sin conocer estas maravillosas verdades. Ella ha sido una de las influencias más grandes en mi vida y gracias a ella tengo el privilegio de ser "mormona"

La manera en que vivo mi fe

Durante mi vida en la iglesia he prestado servicio como líder y maestra de jóvenes así como misionera. Actuamente sirvo como maestra visitante de una jóven recién casada y su pequeña de un año.