mormon.org México
Leticia Avila: Mormón.

Hola soy Leticia Avila

Acerca de mí

Me encanta la música, cantar, salir con amigos y estar con mi familia. Me gusta leer y aprender cosas nuevas. El año pasado terminé la escuela secundaria y actualmente me estoy preparando para salir a servir en una misión de tiempo completo en Chile Santiago Este.

Por qué soy mormón(a)

Después de leer el Libro de Mormón, oré a mi Padre Celestial, hablé con Él y le dije que realmente quería saber si esta era Su Iglesia. El sentimiento que tuve fue fuerte y claro. No tengo duda de que lo es. Sé que Él realmente es mi Padre Celestial, me conoce personalmente y me ama. Estamos en esta Tierra para ser probados y progresar, para volver a vivir con Dios con nuestras familias con felicidad por la eternidad. Sé que nada de esto podría ser posible sin un Salvador que nos amara tanto y se sacrificara por nosotros para que pudiéramos arrepentirnos y ser limpios y ya no sentir tristeza y culpa por los errores que cometimos. Gracias a que Él venció la muerte, algún día vamos a poder reunirnos con nuestros seres queridos que ya no están con nosotros. Jesucristo es ese Salvador. Lo amo. El Libro de Mormón es otro testamento de Él junto con la Biblia, y el leer y esforzarme por vivir sus enseñanzas me acercaron más a Él, a sentir Su amor y trajeron felicidad a mi vida y a la de mi familia. Sé que Jesucristo restauró Su Iglesia por conducto de José Smith y que él fue un profeta de Dios. Sé que el Presidente Monson es el profeta llamado por Dios para este tiempo para guiar Su Iglesia tal como llamó a otros profetas en la antigüedad. Puedo sentirlo cada vez que lo escucho hablar y testificar. Sin duda es un testigo especial de Dios. El Libro de Mormón es evidencia convincente de que todas estas cosas son verdaderas y no tengo duda de que si alguien pregunta con verdadera intención a Dios sobre estas cosas, va a recibir Su respuesta como yo la recibí.

La manera en que vivo mi fe

Lo que más disfruto es estar con las personas, escucharlas y conversar con ellas y fortalecernos al compartir experiencias y darnos ánimo. También me gusta ayudar a los demás con su historia familiar y con la música. Jesucristo nos enseñó a servirnos y amarnos los unos a los otros y yo creo en Él, y por eso el esforzarme por hacer estas cosas es mi manera de vivir mi fe.