mormon.org México
Stephania: Con la mira en alto, Mormón.

Hola soy Stephania

Acerca de mí

Me gusta trabajar y luchar por lo que quiero. Me esforce por tener un título profesional y actualmente ejerzo lo que aprendí. Tengo muchas metas por cumplir y soy una persona feliz con la familia que Dios me dio. Me encanta mi país y su belleza.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque he tenido muchas experiencias espirituales que me han confirmado la verdad, porque mi vida es diferente desde que tengo a Jesucristo en mi vida, los valores aprendidos gracias a mi familia se fortalecieron mucho mas desde que tuve la determinación de aprender y vivir el evangelio. No soy perfecta y tengo muchos errores, pero gracias a la guía del espíritu he sabido tomar desiciones que han sido criticas en mi vida. He llorado y pasado tribulaciones, pero gracias a ellas ahora soy mas fuerte, mi fe ha crecido y mi deseo de ser la hija que Dios espera de mi es una prioridad en mi vida. Los milagros y las promesas se dan en estos tiempos también y hoy puedo decir que gracias a que soy mormona soy feliz y tengo muchas experanzas de tener una familia eterna.

Historias personales

Tenga a bien compartir su testimonio o sentimientos sobre José Smith.

El profeta Jose Smith fue un hombre de fe, fuerte, bueno y merecedor de las bendiciones de Dios. Lucho por esta obra hasta dar su vida y escogió seguir a Jesucristo y hacer su voluntad. Fue un hombre servicial, un buen padre, buen esposo y aunque fue juzgado y perseguido nunca renegó de Dios ni fue en contra de su voluntad. Es un ejemplo para mi y para muchos que conocen su historia. Debo a Jose Smith el tener el poder de Dios en la tierra, el tener el evangelio restaurado, y tener la esperanza de volver a la presencia de Dios junto con mi familia después de la muerte. Porque no hará nada Jehová el Señor sin que revele su secreto a sus siervos los profetas y Jose Smith recibio esa revelación para todos nosotros.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente tengo un llamamiento para prestar servicio durante 18 meses, tuve la oportunidad de ser maestra de las mujeres mayores de 18años, de ser consejera de esa organización y de tener asignaciones que me ayudaron a conocer el valor de las cosas y al mismo tiempo ayudar a alguien que lo necesite.