mormon.org México
Isis: diseño, viajes, estudiante, Venezuela, misionera, alegre, Mormón.

Hola soy Isis

Acerca de mí

Soy muy enérgica y animada. Me apasiona el diseño, viajar y los idiomas. Actualmente hablo Español, Inglés y Portugués, con muchas ganas de aprender Francés, Italiano y Alemán. Amo conocer nuevas culturas y nuevas personas. Gracias a la iglesia tengo amigos en diferentes países del mundo y me siento feliz de saber que en cualquier parte, siendo personas diferentes, con culturas diferentes, tenemos y vivimos los mismos principios y valores. Me encanta ser SUD. A partir de Octubre de 2015 estaré sirviendo como misionera de tiempo completo en la misión Arizona Gilbert por 18 meses.

Por qué soy mormón(a)

Porque me hace muy feliz; porque puedo tener una vida tranquila lejos de lo alborotado y agitado que está el mundo ahorita. Porque sé que si me esfuerzo podré obtener infinitas bendiciones. Porque sé que esta es la Iglesia verdadera y porque sé que nuestro Padre Celestial quiere que yo esté aquí y forme parte del ejercito de guerreros en su obra. No tengo duda acerca del Evangelio, porque siento en mi corazón un sentimiento acogedor que me indica que todo está y estará bien. Sé que el Libro de Mormón es la palabra de Dios así como la Biblia y ambos dan testimonio de la incomparable y maravillosa vida y obra de nuestro Salvador y Redentor. Amo a Jesucristo y sé que Él me ama a mi y también sé que las familias pueden ser eternas.

La manera en que vivo mi fe

Todos los domingos asisto a la Iglesia y renuevo los convenios que hice con mi Padre Celestial al momento de mi bautismo. Aprendo lecciones de las escrituras y comparto con los miembros. Diariamente oro al Padre para pedirle guía e inspiración. También leo y estudio las escrituras. Me esfuerzo por agradar al señor pensando, diciendo y haciendo lo que el quiere que piense, diga y haga. Trato de seguir su ejemplo. Me siento feliz de tener una esperanza al saber que en la tierra todo el esfuerzo que haga va a valer la pena pues tendré una recompensa enorme, la cual será una incomparable felicidad morando en la presencia de Dios.