mormon.org México
Cinthia: Jahnel, estudiante, misionera, familia, HLJ, gatos, Mormón.

Hola soy Cinthia

Acerca de mí

Me gusta cantar y aprender himnos de la Iglesia que no conozco.

Por qué soy mormón(a)

A medida que soy obediente a los mandamientos de Dios, puedo sentir aún más intensamente el amor que él tiene por sus hijos, el poner mi confianza en su voluntad y vivir de acuerdo a las normas del Evangelio, me ha ayudado a convertirme en una persona mejor, pude adquirir mi propio testimonio en cuanto a la veracidad del Evangelio restaurado, y es un de los motivos por el cual continúo firme; sé que Dios es Nuestro amoroso Padre Celestial y Jesucristo nuestro Salvador, por medio de su sacrificio expiatorio podemos ser salvos al arrepentirnos de las cosas que hemos hecho mal y al bautizarnos en su Iglesia. Mientras me esfuerzo por obedecer y vivir los mandamientos de Dios, recibo sus bendiciones. Sé que el Libro de Mormón es verdadero, he podido encontrar respuestas a muchas preguntas, que constantemente me confirman de lo que ya sé. Agradezco a mi Padre Celestial por haberme dado la oportunidad de conocer la verdadera doctrina de Cristo.

Historias personales

¿De qué forma el tomar decisiones correctas nos ayuda a tomar más decisiones correctas?

Al tomar decisiones correctas comprendo que puedo controlar mis impulsos y actuar de una mejor manera, antes de tomar decisiones a la ligera, debemos pensar qué consecuencias puede traer esa decisión, cuando hacemos lo correcto nos sentimos bien, somos más felices y recibimos más bendiciones por ser obedientes y eso nos estimula a seguir haciendo lo correcto cada vez más.

La manera en que vivo mi fe

Una de las experiencias más lindas que he vivido hasta ahora, fue la de trabajar con jóvenes en el programa PFJ (Para la Fortaleza de la Juventud, antes CEM y EFY) Es un programa inspirado de lo alto, pues proporciona la oportunidad a los jóvenes a acercarse más a Cristo y fortalecer sus testimonios, al estudiar las escrituras y desarrollar atributos de Cristo. Fue una experiencia maravillosa de amor y servicio, el cual me ha ayudado a desarrollar aptitudes que hasta entonces desconocía. Actualmente trabajo con los niños de mi rama, por medio de ellos puedo sentir el amor de mi Salvador de una manera tan tierna que llena mi corazón de gozo, mi amor por los niños ha aumentado en gran manera.