mormon.org México
Florencia: estudiante, familia, servicio, música, misionera, Mormón.

Hola soy Florencia

Acerca de mí

Soy estudiante universitaria. Disfruto de leer, escuchar buena música, bailar y tocar el piano. Me encanta dibujar y hacer todo tipo de artesanías.

Por qué soy mormón(a)

Ser mormona es una forma de vida para mí, los disfruto y me hace feliz. Hay una frase un tanto usada que dice: "Ser mormón es ser feliz" y realmente es así. La vida no es fácil para nadie, todos tenemos dificultades pero siendo miembro de la Iglesia y viviendo los principios que allí se enseñan se hace más fácil Se que Jesucristo vive, que él fue crucificado "para que todo aquel que en Él cree nos se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:15) Sé que Dios vive y estableció un plan que si seguimos nos llevará de regreso a Su presencia y viviremos con nuestras familias juntos, después de esta vida. Se que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la iglesia restaurada de Jesucristo, tal como Él la estableció en la antigüedad. José Smith fue su restaurador, el primer profeta de la Iglesia en este tiempo, que fue guiado por el poder y voluntad de Dios para hacerlo. El Libro de Mormón es la palabra de Dios y contiene la plenitud del Evangelio, se complementa con la Biblia. En él hallamos respuesta a todas las preguntas. Sé que es un libro verdadero y de Dios. Tener este conocimiento y saber que mi Padre Celestial está que nos guía actualmente a través de un profeta vidente y revelador, que actualmente es el Pte. Thomas S.Monson, es lo que me brinda felicidad y tranquilidad, saber que el Padre está presente y sabe todo de mí, que me ama y desea lo mejor para mí. Esto me da felicidad, saber que nunca estoy ni estaré sola.

La manera en que vivo mi fe

En mi comunidad he participado en actividades sociales como recaudar fondos para personas en situación de pobreza extrema, o también recolectar y envolver juguetes para niños huérfanos has sido actividades que me llenan de felicidad, porque me dan la oportunidad de hacer algo bueno por otras personas de la sociedad en la que vivo. En la Iglesia he tenido la oportunidad de enseñar a niños de 8 a 12 años sobre la Biblia y el Libro de Mormón, es una experiencia muy gratificante, aprendemos juntos. También he sido secretaria de la organización de mujeres de la iglesia en donde vivo, he conocido a muchas mujeres buenas y he aprendido de ellas. Juntas nos fortalecemos, nos ayudamos y creamos lazos de amistad de valor inestimable. Al organizar actividades para que todas podamos disfrutar y aprender, pasar momentos divertidos juntos, son tareas sencillas que brindan satisfacción. También compartí mis creencias durante un año y medio en el Brasil, como misionera de la iglesia, fue una experiencia maravillosa donde pude conocer muchas personas que deseaban conocer el evangelio de Cristo, ellos crecieron y yo también!