mormon.org México
Adriana Isabel Salinas: Mamá, Familia, Secretaria, Mormón.

Hola soy Adriana Isabel Salinas

Acerca de mí

Soy Secretaria Bilingüe, trabajé varios años, luego me casé y actualmente soy mamá de 4 hijos maravillosos, 4 regalos de Dios. Me interesa progresar cada día, sé que estamos aquí en la Tierra para ser felices. Cada nuevo día es un desafío en mi vida, nunca termino de aprender.

Por qué soy mormón(a)

Me bauticé a los 21 años en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Yo buscaba la verdad con anhelo desde niña y la encontré cuando conocí acerca del Plan de Salvación. Los misioneros me regalaron el Libro de Mormón y me pidieron que preguntara a Dios si lo que yo leí es verdadero. Lo hice y recibí una respuesta afirmativa de los cielos. No tengo dudas del Evangelio verdadero, sé que estoy en la Iglesia verdadera, que Dios ha llamado Apóstoles y Profetas como en la antigüedad. La Iglesia de Jesucristo ha sido restaurada en estos últimos días, es la misma organización de la Iglesia primitiva de Jesucristo. Lo sé con todo mi corazón, alma, mente y fuerza.

La manera en que vivo mi fe

Trabajo con la Juventud de la Iglesia y he aprendido mucho de ellos. Organizamos diferentes actividades para los jóvenes, para que se conozcan entre ellos y fortalezcan sus creencias en nuestro Salvador Jesucristo. Nuestra juventud es sana, ellos respetan a su prójimo, no beben, ni fuman y tienen altos valores morales, con el deseo de estar progresando en todos los aspectos, como la educación, el trabajo y en conocimiento de asuntos espirituales como el estudio de las Escrituras sagradas. He tenido la oportunidad de enseñar clases del Evangelio, que hablan de la vida de Jesucristo, su misión y del plan de salvación o de felicidad de nuestro Padre Celestial. He sentido su amor en mi vida y siento que conozco más a mi Redentor gracias al estudio de las Escrituras. Podemos aprender y desarrollar nuestros talentos compartiendo con los demás. En la comunidad también podemos ser un aporte. Yo participo en la Junta de Vecinos de mi vecindario y en las Directivas en los colegios de mis hijos, donde también puedo ser una líder y servir a los demás.