mormon.org México
Nicolas Anguiano: marketing online, converso, familia, fútbol, lectura, música, Mormón.

Hola soy Nicolas Anguiano

Acerca de mí

Trabajo a tiempo completo como SEO manager y analista web para una agencia norte-americana de marketing online, con sede en España. En mi tiempo libre no puedo parar de leer. Mis temas favoritos son (además de las Escrituras): historia de las religiones, metafísica, ciencia, simbología y misticismo. Toco bajo eléctrico desde hace 10 años y he estado en varios grupos musicales, aunque ya solo lo hago en casa como hobbie. Otro hobbie que recién he descubierto es la programación web. Estoy casado y esperando un bebe.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque el tener y ejercer el Sacerdocio en beneficio de mi esposa, familia y cualquiera que lo necesite y tenga fe, me hace inmensamente feliz y me llena de paz. Porque los principios que se enseñan son sabios e inspirados, y llevan a la prosperidad en todos los aspectos si se viven sinceramente. Porque es la única Iglesia con templos, con apóstoles, con ordenanzas sagradas tal como en la antigüedad, y porque en ella veo cumplidas muchas promesas hechas a antiguos profetas, como "la restauración de todas las cosas", "unir el palo de Judá (la Biblia) con el palo de Efraín (el Libro de Mormon)", entre otras. Básicamente, soy mormón porqué que sé, sin ninguna duda, que esta es la única Iglesia de Jesucristo autorizada en estos últimos días; y una vez que obtienes un conocimiento acerca de una cosa, no hay otra opción. Fui criado en una familia tradicionalmente católica, tengo varios tíos y tías que son curas y monjas. En mis veintes (23 años) me impresionó que, a pesar de todo eso, era prácticamente ateo y no entendía nada de Dios ni del Evangelio, y lo peor era que contactar con mis tíos curas era difícil y sus respuestas a mis preguntas eran incomprensibles. Entendí que si quería entender y sentir a Dios, tendría que cambiar algo. Mi padre, quien estaba en el mismo estado que yo, conoció a los misioneros y me recomendó hablar con ellos ya que según él, sus respuestas por lo menos tenían sentido. Tuve un proceso de conversión más largo de lo normal porque quería estar muy seguro del paso que iba a dar. Después de muchas lecciones, oraciones y experiencias espirituales personales, decidí bautizarme en La Iglesia de Jesucristo. Hoy, después de tener y ejercer el Sacerdocio en beneficio de mi familia y de otros, y de haberme casado por el Templo, ninguna molécula de mi cuerpo duda del Evangelio y de la veracidad de la restauración de este en estos Últimos Días.

La manera en que vivo mi fe

Vivo mi fe primero en el hogar y con mi esposa, procurando que sea un lugar armonioso y espiritual, orando juntos por las noches y leyendo las escrituras con regularmente. Vivo mi fe sirviendo a los demás. Actualmente tengo un llamamiento de liderazgo en mi unidad o barrio, lo cual me permite estar en contacto con todos los miembros, pendiente de sus necesidades físicas y espirituales, poder aprender de ellos y también aconsejarlos, y sobre todo procurar ser un instrumento en las manos del Señor para bendecir a las personas que lo necesiten. También vivo mi fe siendo fiel a los principios y leyes del evangelio, tratando de tener un comportamiento ejemplar, y siendo testigo de Cristo en todas las cosas, nunca avergonzado del testimonio que hay en mi.