mormon.org México
Haleigh: Mormón.

Hola soy Haleigh

Acerca de mí

Hola, me llamo Haleigh. Me encanta toda la vida! Hay mucho que me gusta hacer, pero lo que mas me gusta es poder pasar tiempo con mis amigos y mi familia. Mi familia es lo mejor! Yo soy la más joven de 6 y la tía feliz de 15...quizás 16, no puedo mantenerlo. Somos muchos! Más que me gusta hacer es reírme, ir al cine, bailar, leer, cantar, tocar el piano. Me encanta la música. La vida es mejor con música. Oh y, me gusta mucho viajar. Conozco otros países y eso es algo todos deben hacer. Tengo mucho interesa de conocer diferentes culturas y diferentes ciudades. En la universidad de BYU-Idaho, estudio Negocios y quiero trabajarme en un hospital de los niños.

Por qué soy mormón(a)

Algunos dirán que soy mormona porque crecí en la Iglesia, pero eso no lo dice todo. Creo que llega un punto en la vida de cada persona en el que tiene que decidir por sí misma lo que cree y de qué forma conducirá su vida. Mi testimonio vino como un proceso gradual a lo largo de mi vida. Esto proceso me puso saber con toda mi corazon que esta Iglesia es verdadera y que el evangelio de Jesucristo es verdadero.Todavia estoy aprendiendo mucho de las cosas de Dios, y mi testimonio creci cada dia. Un parte muy grande del proceso de saber cual es la verdad, viene por medio de leer El Libro de Mormon y orar para saber si es verdad. Yo lei El Libro de Mormon y pregunte a Dios a saber si era verdad. Dios contesto mi pregunta. Con el conocimiento que El Libro de Mormon es verdadero, yo se que Jose Smith fue un profeta de Dios y que La Iglesia de Jesucristo de Los Santos de Los Ultimos Dias es verdadera. Soy muy bendicida tener un conocimiento de la verdad y nunca en mi vida negare el conocimiento y testimonio que tengo.

La manera en que vivo mi fe

Ahorita tengo el privlegio de servir como una misionera de tiempo completo. Me encanta ser una misionera y compartir un mensaje de la felicidad. Pero cuando no era una misionera, yo vivia mi fe por medio hacer las cosas del evangelio que parecen sencillas: leer las escrituras, orar, asistir a la iglesia. Parecen sencillas, pero me hacen tener un gran diferencia en mi vida.