mormon.org México
Alicia: Mormón.

Hola soy Alicia

Acerca de mí

Yo trabajo para el gobierno en el oficio que manda drogas y ayuda a los países con personas que sufren de SIDA. Me gusta ayudar a los demás. Cuando era joven, siempre decía que quería salvar al mundo. Ahora, estoy haciendo mi parte para cumplir el mandato de Cristo cuando decía que "que os améis unos a otros, como yo os he amado, que también os améis los unos a los otros." Me gusta aprender de otros, de su cultura, su historia, su idioma, sus tradiciones y así amarles. Me gusta viajar e explorar lugares nuevos y apreciar la belleza de la tierra. Me encanta andar por las arboles o al lado del mar, en estos lugares puedo sentir el amor de Dios.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque yo sé que en esta iglesia están todas las enseñanzas de Cristo y todas las cosas necesarias para regresar a mi Padre Celestial. En esta iglesia tenemos un profeta que recibe dirección de Dios para ayudarnos tener felicidad en esta vida. Tengo un testimonio de la veracidad del Libro de Mormón por el poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo me ha revelado que este libro es de Dios y que enseña el plan de Dios. Por muchas experiencias yo sé que ésta es la iglesia verdadera de Cristo. Una de éstas es cuando fui a Palmyra, Nueva York. Ahí el joven José Smith vio a Dios, el Padre, y a su hijo, Jesucristo. El vivía en el pueblo de Palmyra, y cuando tenía catorce años, el quería saber cual era la iglesia verdadera. Entonces, el fue a una arboleda cerca de su casa y se arrodilló y oró. En respuesta a su oración, Dios y Jesucristo se apareció al joven. Cuando fui a la arboleda, me sentí tranquila y muy feliz. Me sentí el Espíritu de Dios testificando de la verdad. Yo sé que José los vio y que fue un profeta verdadero de Dios. No puedo negar lo que he sentido. No puedo negar lo que yo sé en mi corazón es verdadero. Por eso soy mormona.

La manera en que vivo mi fe

Me gusta trabajar con los jóvenes. Soy voluntaria para un centro de la comunidad para los de ingresos bajos. Soy tutor para las jóvenes de la comunidad. La joven con quien trabajo es muy lista y animada. Me da mucho gozo al ver su sonrisa cuando al final de estudiar una cosa mucho, ella la entiende y la hace correctamente. Hago eso porque como Cristo andaba por la gente, sanando a sus niños y enseñando, creo que es importante servir a su prójimo y tratar de hacer su parte para mejorar a la comunidad y el mundo. También hago servicio en mi iglesia para las hermanas de mi congregación. Así nos apoyamos la una a la otra y todas estamos edificadas, juntas.