mormon.org México

Hola soy Alexis

  • Alexis Defranchi
  • Alexis Defranchi
  • Alexis Defranchi
  • Alexis Defranchi
  • Alexis Defranchi
  • Alexis Defranchi

Acerca de mí

Soy artista clásico. Mi último año en la secundaria tuve materias de arquitectura y he estudiado dos años en la universidad en ese campo, algunos de los estudios más grandes y completos; tengo una maestría en flauta traversa y mi profesión de tiempo completo es la ópera como tenor lírico spinto, que significa fuerza vocal de alto tono. He cantado como solista en varios teatros en el viejo y nuevo mundo. Disfruto mucho de la arqueología y la historia, he dado conferencias acerca de los Papiros del Mar Muerto y de los grandes compositores de los siglos XVIII y XIX.

Por qué soy mormón(a)

Mis padres se hicieron miembros de la Iglesia cuando yo era un bebé, pero no nos bautizamos hasta que tenemos 8 años y solamente si es que tenemos el deseo de hacerlo y sentimos el testimonio de la verdad que enseñan los misioneros acerca de Dios, Jesucristo el Salvador y la restauración de la Iglesia del Salvador en estos últimos días. ¡Un verdadero programa para un niño de ocho años, y sí, en mi corazón de niño sabía que era verdad! Incluso si no entendía todo, sentía que era verdad cuando los misioneros traían ese espíritu hermoso al hogar, lo sentía cuando nuestra familia iba a la Iglesia todos los domingos, era definitivamente el lugar donde yo y todos debíamos estar, y mis cuatro hermanos y hermanas siguieron el mismo camino y ¡todos tienen un testimonio personal! Al crecer las experiencias y el conocimiento se fortalecieron. Sé con todo mi corazón que Dios vive, que Jesús es el Cristo nuestro Salvador, resucitado y glorificado y que Él vendrá, ¡oh, cuánto deseo que todos estemos preparados y llenos de gozo cuando Él venga! Sé que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es Su Iglesia, sé que Libro de Mormón tal como la Biblia es Su palabra, ¡y me encanta deleitarme en ella! Leer, meditar y sentir la ayuda y la fortaleza que me da en este mundo de sufrimiento. Por último, sé y he experimentado la inspiración, el humilde poder espiritual, la bondad y el amor de todos los líderes que el Señor ha escogido en Su Iglesia, desde los obispos hasta el profeta.

La manera en que vivo mi fe

Soy el líder misional de barrio, fui llamado para ayudar a los miembros del barrio y a los misioneros de tiempo completo a llevar este maravilloso Evangelio al mundo, no hay mayor gozo que servir en tal misión, hay tantas almas hambrientas por la falta de amor, verdad, guía, dirección y una base firme para sus vidas y sus familias, de saber dónde encontrar la verdad; me hace sentir bien cuando veo que la palabra del Señor, que es el pan y el agua de vida eterna, los alimenta y transforma, dejando atrás a la vieja persona y volviéndolas nuevas, por eso voy con los misioneros todas las semanas para compartir el evangelio de Cristo y ayudar a los miembros a que hagan lo mismo y compartirlo con los amigos.