mormon.org México
Mehrsa: Mormón.

Hola soy Mehrsa

Acerca de mí

Soy la mayor de tres hermanas y a su vez, tengo tres hijas. Llegué a Estados Unidos siendo una niña y me considero bendecida de poder criar a mis hijas aquí. Deseo que ellas conozcan y se conecten con su pasado y que entiendan lo afortunadas que son al tener las oportunidades que tienen. Todas mis hijas nacieron en la ciudad de Nueva York, donde vivimos por una década. Actualmente vivimos en el gran oeste. Mi vida es un esfuerzo constante por aprender y enseñar. Me esmero por enseñar a mis niñas cómo vivir la vida con honradez y moralidad y a ser mujeres fuertes. También me afano por enseñar a mis estudiantes de derecho. Me siento novata en ambas tareas, por lo que constantemente pido ayuda a Dios.

Por qué soy mormón(a)

Para mí, vivir el Evangelio es un recordatorio constante a vivir la vida con compasión. El Evangelio me enseña que no debo vivir mi vida sólo para mí misma. Debo hacer por los demás lo que me gustaría que hicieran por mí. Cuando estudio las lecciones del Evangelio, tengo la sensación de estar recordando cosas que siempre he sabido. Siento mucha paz cuando amo y presto servicio a mis semejantes. Me siento feliz de formar parte de un grupo de personas que se esfuerzan por ser mejores y tratan de superar sus debilidades naturales. Vivir conforme a las leyes de Cristo implica un esfuerzo permanente, pero “Su carga es ligera”, al menos más ligera que mis otras cargas ordinarias. Él sólo nos pide que le demos nuestra voluntad, para que Él pueda hacernos mejores. Pienso, que la religión es un asunto de acción y de cambios; por medio de mis buenas obras, espero que seré cambiada a ser una buena persona.

Historias personales

¿Qué está haciendo para ayudar a fortalecer a su familia y hacer que tenga éxito?

Cada lunes, hacemos una noche de hogar. Es la noche favorita de la semana para mis hijas. Cantamos una canción juntos, oramos juntos y tenemos una breve lección, por ejemplo, sobre el servicio o la oración, y entonces jugamos algún juego infantil y tenemos un refrigerio. Esperamos ansiosos la siguiente noche de hogar, que nos ayudan a conservar la paz en una casa que a menudo es caótica.

La manera en que vivo mi fe

Deseo poner “tratar” en la oración. Trato de vivir mi religión al servir y amar a los demás. Trato de vivir mi religión al enseñar a mis hijos lo que implica amar a Dios y a las demás personas. Trato de vivir mi fe, siendo una persona honrada. También trato de enseñar a mis estudiantes que es su responsabilidad emplear sus títulos académicos para servir a los demás y resolver las injusticias. Trato de ser una buena esposa, una buena madre, una buena vecina y una buena ciudadana. He tenido varias tareas en la Iglesia, donde he podido ayudar a otras personas. He trabajado bastante con algunos jóvenes en Harlem, Nueva York, y he podido ayudarles a tomar buenas decisiones y les he dado algunas guías para triunfar en los estudios y encontrar carreras significativas.