mormon.org México

Hola soy Manuella

  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme
  • Manuella Bioleme

Acerca de mí

Desde el momento de mi nacimiento en Camerún hasta los 9 años, antes de que mi madre se mudara a Alemania a vivir con mi padrastro, tuve la oportunidad de crecer con dos culturas. Al principio no fue fácil vivir en Alemania. Tuve que adaptarme y familiarizarme con mi nuevo entorno. Ese tiempo ha quedado en el pasado, y ya no recuerdo cómo pasó, pero en algún momento logré entender el idioma y hablarlo, y entonces las cosas se me hicieron más fáciles. Pasé mi niñez en Camerún, y mi crecimiento fue y es influenciado por Alemania, donde pasé mis exámenes de la escuela secundaria (Abitur) y donde ahora vivo y voy a la universidad. Debido a la influencia que Francia tiene sobre Camerún, esa tierra es también parte de mí. Y después de servir voluntariamente para mi Iglesia en Inglaterra durante 18 meses, esa tierra y su cultura también están en mi corazón. Me encanta trabajar con personas. Creo que es interesante ver las similitudes y diferencias entre las personas y descubrir diferentes culturas. Me gusta estar en lugares concurridos, reír, bailar y divertirme. Pero también es importante para mí pasar tiempo a solas, leer, escuchar música o simplemente tomar tiempo para pensar sobre mí y el mundo.

Por qué soy mormón(a)

Ser mormona fue una decisión que tomé a los 15 años, y nunca me he arrepentido de ello. Al principio, pensé que el bautizarme era la decisión correcta para mí. Ahora, 10 años después, con toda mi experiencia, sé que fue la mejor decisión que pude haber tomado y que ese paso ha influido en todo lo que he hecho. Lo que mi familia y yo hemos aprendido en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha mejorado la calidad de nuestras vidas. La vida es como una aventura que suele traer sorpresas. El Evangelio me da la paz y la esperanza que me permite disfrutarlo todo.

La manera en que vivo mi fe

Mi fe influye no sólo en mis decisiones, sino también en mi actitud hacia la vida. La forma de manejar la alegría y el sufrimiento es parte de ello. El que tenga fe no quiere decir que mi vida esté libre de preocupaciones ni afanes. Sólo significa que las preocupaciones y los afanes no me derriban tanto ni por mucho tiempo, sino que me ayudan a crecer y aprender. Soy una persona muy optimista, y trato de ver lo positivo en todo. Hay un tiempo para todo, un tiempo para estar triste y un tiempo para ser feliz. Me tomo el tiempo para estar triste cuando es necesario, pero también utilizo ese tiempo para valorar más mi felicidad y disfrutar de ella. Mi fe también me motiva a tratar mejor a mis semejantes, ya que todos somos hermanos y hermanas.