mormon.org México

Hola soy 玉屋 晃生 (Tamaya Kosei)

  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya
  • Kosei Tamaya

Acerca de mí

Actualmente vivo en la ciudad de Uji, Kioto, cerca del Templo de Byodoin y del Santuario Ujigami, sitios que son Patrimonio de la Humanidad; y Uji es el escenario donde se desarrolla Genji Monogatari (El relato de Genji), que fue escrito por Shikibu Murasaki, la primera mujer novelista de Japón. En la actualidad trabajo en forma creativa como artesano de cerámica en medio de la belleza de cada una de las cuatro estaciones. He dado clases como instructor de cerámica en la Universidad Chulalongkorn de Tailandia y en la Universidad Brigham Young de los Estados Unidos. Actualmente enseño alfarería en el taller de mi casa a personas con discapacidades para ayudarles a ser más independientes. Realizo exhibiciones en muchos lugares, en las cuales enseño y también aprendo de muchas personas que conozco allí. Me gustan los deportes, leer, asistir a exposiciones de arte, viajar por placer y cocinar. El tiempo que es más gratificante para mí es el que paso con mi familia.

Por qué soy mormón(a)

En el Antiguo Testamento, en Eclesiastés 3:11, dice: “Todo lo hizo hermoso en su tiempo. También ha puesto lo eterno en el corazón de ellos, sin lo cual el hombre no alcanza a percibir la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin”. Leo las Escrituras y oro todos los días tanto en forma personal como familiar, y los domingos asisto a la Iglesia para adorar y para prestar servicio a los demás. Todo es la voluntad de Dios: los momentos de diversión, los momentos difíciles, los buenos y los malos tiempos. Todos los tiempos son hermosos. El presidente Monson, el profeta viviente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ha dicho: “...Busquen la guía divina un día a la vez. Vivir la vida por metros es difícil; pero vivirla centímetro a centímetro es pan comido. Cada uno de nosotros puede ser leal por un día —y luego otro, y otro más después de eso— hasta que hemos vivido una vida guiados por el Espíritu, una vida cerca del Señor, una vida de buenas obras y rectitud”.

La manera en que vivo mi fe

Una de mis frases favoritas es: “Los encuentros [con las demás personas] hacen que la vida se enriquezca, y las despedidas hacen que la vida cobre significado”. Como miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días he estado en contacto con muchas personas, incluso ahora me relaciono con muchas personas diferentes. Cuantas más oportunidades haya de valorarnos y apoyarnos mutuamente, más rica y significativa será nuestra vida. Cuando me esfuerzo por aprender acerca del evangelio de Jesucristo y por incorporarlo a mi vida, realmente puedo sentir mi vida interior.