mormon.org México

Hola soy takara

  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara
  • Kazuta Takara

Acerca de mí

Vivo en la región de Chiba y soy el padre de cinco hijos. Japón es un país en el que el índice de fertilidad continúa bajando, por lo que el hecho de que tengo cinco hijos sorprende a los demás; pero disfruto mi vida rodeado de niños hermosos. Como hombre de negocios, mi vida cotidiana es muy ocupada, pero disfruto de una vida divertida porque tengo un buen equilibrio entre el tiempo dedicado al trabajo y el que dedico a la familia y el tiempo personal. En los días en los que no trabajo hago surf sobre las olas del océano y alivio el estrés al montar en mi motocicleta Harley-Davidson; ¡me tomó seis años convencer a mi esposa de que me dejara comprarla! Otra razón por la que puedo hacer las cosas que me gustan es porque tengo una esposa comprensiva. ¡Gracias!

Por qué soy mormón(a)

En mi caso, mis padres eran mormones, así que he ido a la Iglesia desde que era niño. Cuando llegué a la edad suficiente como para pensar por mí mismo y tener mis propias opiniones, comencé a tener dudas sobre si estaba viviendo como mormón por voluntad propia. También hubo momentos en los que incluso tuve la idea de que el tener que obedecer muchos mandamientos (reglas) diferentes estaba limitando mi libertad, y hasta sentí que me estaba perdiendo las cosas divertidas de la vida. No obstante, cuando me di cuenta de que esta vida es un proceso para obtener la felicidad que continuará para siempre, las enseñanzas de Jesucristo que me habían enseñado en la Iglesia llegaron a ser esenciales para mí. Quiero seguir transmitiendo a mis hijos las importantes enseñanzas y tradiciones que mis padres me dejaron a mí.

La manera en que vivo mi fe

Mi lema es: ‘Si la vida no es divertida, está siendo desperdiciada’. Tengo trabajo que hacer como padre, como miembro de la sociedad y como mormón. Creo que el propósito de mi vida es enseñar y educar a mis hijos como padre, trabajar con todas mis fuerzas y contribuir a la sociedad como miembro de ésta, y, como mormón, comportarme de tal manera de llevar gozo a los demás. Para hacer estas cosas con alegría, siento que primero debo disfrutar la vida yo mismo; por eso voy al mar que me encanta, monto en mi motocicleta y voy a diferentes lugares con mi familia. Como mormón, no creo estar viviendo una especie de estilo de vida singular y extraño. Más bien, estoy viviendo naturalmente una vida llena de propósito y significado con el fin de estar junto a mi amada familia con felicidad para siempre. Uno de los aspectos de mi entretenida vida es que incluso si el cielo está despejado los domingos, voy a la Iglesia en lugar de ir al mar.