mormon.org México

Hola soy Henriette

  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch
  • Henriette Lersch

Acerca de mí

Nací en Alemania y crecí en Viena, Austria. A mis padres les gusta mucho el arte y la música, empecé en la fabricación de violines y me ha gustado desde que comencé a hacerlo, cuando tenía 20 años. La fabricación de violines me llevó a Italia, a Alemania, a los Países Bajos y a Nueva York. Tengo un par de sobrinos muy divertidos y una sobrina encantadora, y me gusta tener la reputación de la mejor tía… Me gusta escuchar conciertos, ir a caminatas, andar en bicicleta por Viena, pasar tiempo con mi familia y amigos, me encanta pasar el rato en los cafés vieneses, relajarme y filosofar por horas.

Por qué soy mormón(a)

Cuando mis padres se bautizaron, se asombraron al ver cómo los miembros trataban de vivir de acuerdo con sus creencias, y de igual manera lo hicieron ellos. El Evangelio ha sido una parte importante en nuestra familia, era un realidad y nos dio mucha fuerza. Cuando mi padre me preguntó antes de cumplir los ocho años si quería bautizarme, me sorprendí. Siempre había pensado que ser bautizada era algo bueno y había sentido la influencia del Padre Celestial y de cómo el Evangelio obraba en mi vida, y por supuesto que quería bautizarme. Después de los primeros años de adolescencia cuando obtuve tanto conocimiento y experiencias espirituales siguió un periodo crítico y un tanto escéptico. Tenía 20 años cuando decidí nuevamente que una vida en el Evangelio era la vida que quería. Creo en la expiación de Jesucristo. El Evangelio me ayuda a enfocarme y centrarme en las cosas importantes de la vida.

La manera en que vivo mi fe

Trabajo en la organización de los niños de mi barrio. Con la ayuda de otros miembros organizamos los servicios dominicales para los niños. Tratamos de crear un ambiente en que los niños puedan aprender sobre su relación con Dios y la relación de Dios con ellos. Los niños también participan en tareas que los ayudan a crecer en sus habilidades y en su autoestima. Trato de ayudar a que los niños sientan que el Padre Celestial y Jesucristo viven y existen, y que están interesados en ellos y que los aman. En mi taller organizo conciertos y exposiciones, y mis amigos y vecinos tienen la oportunidad de compartir sus talentos y de disfrutar de ellos en un ambiente donde todos participan y es amigable. Espero poder agregar un poco de color y de personalidad a la vecindad, así como dar una oportunidad a las personas que viven en mi sector a que se conozcan.