mormon.org México

Hola soy Adonal

  • Adonal Noble
  • Adonal Noble
  • Adonal Noble
  • Adonal Noble
  • Adonal Noble
  • Adonal Noble
  • Adonal Noble
  • Adonal Noble

Acerca de mí

Soy agente de bienes raíces y me encanta mi trabajo. Trabajar con el público es algo diferente cada día. He trabajado con el público desde que tenía 5 años, empecé con mi papá y luego por mi cuenta desde los 14 años. En Canadá, en la región donde trabajo hay una gran diversidad de idiomas y de costumbres; adquiero conocimiento al hablar con ellos sobre sus países y costumbres. Es muy bueno para hacer nuevos amigos. Me bauticé a los 19 años. Desde entonces, he desarrollado un amor por todo tipo de material de lectura. Todos los días leo el Libro de Mormón y la revista Liahona. Me gusta la historia y trato de leer todo lo que veo. En 1998 empecé un programa de beneficencia para continuar lo que hacía antes con mis parientes más allegados. He encontrado a otros familiares que también necesitaban ayuda: familia, miembros de la Iglesia y escuelas. En las zonas rurales, llevo todo a la casa de los niños a caballo. En la ciudad, entrego los materiales en las casas, las iglesias y los hospitales en moto. Para los niños enfermos y las salas de recién nacidos, envío cajas durante todo el año. La familia, los amigos y los miembros de la Iglesia donan los artículos. Es increíble como las personas quieren participar. ¡Tienen el mismo sentimiento de dar que yo tengo! Mi deporte favorito es el fútbol, sobre todo la Copa del mundo y la Copa América. Debido a que nací en un rancho, me encanta ver los rodeos.

Por qué soy mormón(a)

Creo que fui guiado para encontrar la Iglesia por medio del Salvador mismo. No tenía una buena relación con mi vecino. Una noche escuché que invitó a mi hermano a un baile, y los seguí. Cuando llegamos al baile vi que decía “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”. ¡Nunca había oído eso antes! La felicidad que vi en los rostros de las jovencitas que se acercaron a la puerta al darnos una bienvenida tan cálida, me hizo pensar, éstas deben ser personas muy felices y especiales. Desde entonces, la Iglesia ha sido parte de mi vida. No tengo duda de que Dios es real, que Jesús es el Cristo, que José Smith vio a Dios y a Jesús en la arboleda. Ninguna iglesia falsa crecería hasta los 13 millones. Cualquiera que esté dispuesto a leer y a orar, descubrirá por sí mismo lo que es verdadero.

La manera en que vivo mi fe

He tenido muchos llamamientos en la Iglesia desde que me bauticé. He descubierto que cuando se tiene un llamamiento, el Espíritu Santo te brinda toda la inspiración y orientación perteneciente a ese llamamiento en particular. Cuando te relevan de ese llamamiento, la vida vuelve a ser como era antes. Sé que el Señor está al mando de Su Iglesia. Me encanta leer la revista Liahona, nuestra revista espiritual SUD. Un día estaba leyendo y pude ver que lo que estaba haciendo estaba mal y que debía hacer un cambio en mi vida. Gracias a esa experiencia, he adquirido un fuerte testimonio de la revista Liahona de la Iglesia. Al leerla, una persona puede cambiar su vida.